miércoles, 31 de diciembre de 2014

¡Activa su pensamiento! 2 de 4

Identificar las diferencias es un ejercicio visual, clasificar los elementos distintos es un ejercicio cognitivo; observar significa conjuntar ambos procesos.

Hoy te comparto la segunda de cuatro actividades para ejercitar la observación.


Activación del pensamiento 2


¿Te gustó la ficha?, entonces guarda la primera también, haz clic  en  Activa su pensamiento 1 y aprovecha las sugerencias didácticas que puedes adaptar a esta actividad.


martes, 30 de diciembre de 2014

¡Activa su pensamiento! Ficha 1 de 4

¿Cuánto ayudas a ejercitar el pensamiento de los pequeños? Mientras cumplimos con la carga curricular de nuestra institución, es común pasar por alto muchas oportunidades que podrían ayudarnos a mejorar las habilidades cognitivas de los alumnos.

Por esa razón, hoy comienzo una serie de 4 actividades para ejercitar  la observación.

Observar es el principio de muchas experiencias y una de las habilidades más importantes para aprender, por ello será una tema que abordaré de manera recurrente en futuras entradas. Mientras tanto, comparto contigo la primera de cuatro actividades que ponen en juego, además de la observación, otras habilidades como la comunicación oral y la ubicación espacial.

Activación del pensamiento 1

Sugerencias didácticas:
Puedes utilizar la ficha en el contexto de los medios de transporte, como una hoja de tarea o como refuerzo en alguno de los siguientes enfoques.


  • De acuerdo con la madurez del niño, realiza actividades de conteo con preguntas como: ¿cuántos camiones distintos hay?, ¿cuántos hay en cada fila?, o ¿cuántos hay en total? 
  • Pide que coloreen los carros que viajan a la izquierda o la derecha para trabajar su lateralidad
  • Puedes pedir también que escriban los números ordinales e identifiquen a determinado camión: el segundo de la primera fila, el que está detrás del tercero, etcétera.


Cualquiera que sea el enfoque que decidas darle, recuerda generar siempre oportunidades para que el alumno se exprese de manera oral, ya sea describiendo los elementos, compartiendo su experiencia o expresando sus dudas.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Cómo hacer que los niños se comprometan

¿Qué importancia tiene para ti, el valor de la responsabilidad?, Tal vez lo pongas antes o después del respeto, la justicia o la libertad; pero estoy seguro que cumplir, está en tu lista de hábitos cuando se trata de educar.


Pero, ¿cómo conseguirlo? Con frecuencia hablamos de la responsabilidad como un valor fundamental en la formación de los niños, y por ello, desarrollamos estrategias para que comprendan la importancia de cumplir sus deberes. Sin embargo, es paradójico que los propios encargados de su formación, es decir nosotros, busquemos también nuevas formas de evadir el compromiso.

Para revertir esta situación y mejorar nuestro papel como facilitadores,  comencemos por recordar que el niño construye su comportamiento imitando el proceder de otros y que conceptos como la responsabilidad se cimientan en conductas que se repiten hasta transformarse en hábitos. Pero no sólo se trata de imitar; el niño también puede modificar su actuación cuando comprende la importancia de vivir el valor.

Entonces, ¿pueden los pequeños comprender el valor de la responsabilidad? ¡Por supuesto que sí!, es sólo que aprenden de manera distinta y por tanto, no podemos esperar que entiendan un concepto del mismo modo que lo hacemos nosotros.

Permíteme aclarar la idea: A medida que crecemos, para bien o para mal, hacemos de la palabra el principal recurso para aprender, de manera que continuamente estamos explicando o pidiendo explicación de las cosas. Los niños, por el contrario, están en pleno desarrollo del lenguaje y por ello utilizan también otros recursos. Su mayor aprendizaje proviene de las experiencias que adquieren a través de los sentidos y de las emociones que éstas provocan. Por eso, puedes explicar mil veces por qué no deben tocar un objeto caliente, pero no lo comprenderán hasta quemarse con él. 
  
Basado en lo anterior es posible que a través de la experiencia los niños logren comprender la importancia de comprometerse. Para probarlo, les dejo cuatro estrategias que utilizan los dos componentes que revisamos antes: el ejemplo, que trasmitimos con actitudes específicas; y la experiencia, que los niños viven con actividades en nuestra compañía.

1. Hazle sentir por qué la tarea es importante.

Los niños suele utilizar las mismas cosas o juguetes por un período de tiempo, asígnales un lugar y muéstrales que deben regresarlas cuando termine; si no lo hacen espera a que las necesiten otra vez, llévalos al lugar donde deberían estar y explícale por qué no están ahí. “Regresar un juguete a su lugar nos permite encontrarlo cuando lo necesitemos”. Haz esto al menos un par de veces antes de privarlos de las cosas que no guardaron, y felicítalos siempre que hagan lo correcto.
Para que los pequeños entiendan la importancia de una tarea, es necesario que vivan la consecuencia de sus actos para ayudarles a identificar con claridad cómo y quién se beneficia de ella.

2. Hazle sentir por qué su ayuda es importante.

Los niños pueden hacer muchas cosas, organizar las latas, alimentar a las mascotas, guardar sus calcetines. Encuentra una actividad y déjalos como únicos responsables, de manera que sea evidente cuando dejen de hacerla. Platiquen en familia para que todos reconozcan su labor. Cuando no la realice, motívalos con frases como ¡nos faltó tu ayuda!, Nadie lo hace como tú, sin tu ayuda no podríamos terminar, etcétera.
Recuerda que esta estrategia funciona mejor cuando todos los miembros de la familia tienen una tarea y la cumplen.
Si los pequeños sienten que su labor forma parte de algo importante, se sentirán motivados a cumplir y motivarán a otros para hacer lo mismo.

3. Convéncelo de que siempre puede hacerlo mejor.

Hay dos razones para cumplir un compromiso: obtener una recompensa o evitar un castigo, dado que el castigo no es la mejor herramienta de motivación, nos  concentraremos en las recompensas,  éstas pueden ser externas: un premio material, una felicitación; o internas: mejorar nuestro estado de salud, el placer de hacer lo que nos gusta, la sensación de superar un reto, etcétera.
En edad de preescolar los niños son competitivos por naturaleza, pero sobre todo están facultados mejor que nadie para auto superarse constantemente. Aprovecha esta cualidad y reconoce con frecuencia sus logros, proporciónale herramientas lo más cercanas a sus intereses; si le gusta dibujar y lo que buscas es que se comprometa a mejorar su letra, puedes obsequiarles colores nuevos para usarlos en sus ejercicios, o practicar los trazos al ritmo de su canción favorita si tienen predilección por la música.
Al terminar identifiquen juntos los mejores trazos  y compárenlos con aquellos que pueden mejorarse, encontrarás con sorpresa que en la mayoría de los casos, ellos mismos querrán corregirlos.

4. Cumple tus promesas.

El último consejo parece obvio, pero es por desgracias el que más olvidamos a pesar de ser el más importante.
Promete sólo lo que estés dispuesto a cumplir, elimina el clásico: “Mañana te lo compro” o “Si no haces la tarea no te llevo al parque”. Tómate unos minutos e identifica los intereses del pequeño, a partir de ellos elabora una lista de compromisos que puedes hacer y cumplir ante él: sentarte a jugar unos minutos, ver su película favorita, ayudarle con sus deberes etcétera.
Es importante que los niños se den cuenta de los compromisos que hacemos y cumplimos a otros, pero es más importante para los pequeños cuando te comprometes y cumples los compromisos que hiciste con ellos.

En resumen, podríamos decir que los niños aprenderán a comprometerse si desarrollamos estrategias que les permitan:
  1. Reconocer la importancia de cada tarea.
  2. Valorar la importancia de su participación.
  3. Despertar su interés por hacerla mejor.
  4. Modelar actitudes positivas.


Para finalizar, les dejo una ficha sobre el tema, muy apropiada para los propósitos del año que comienza. Las indicaciones están dirigidas a las educadoras, pero pueden adaptarse para trabajarlas en casa.

Carta compromiso

Sugerencias didácticas

Iniciar una charla sobre lo que aprendimos en el año, lo que podemos mejorar, los comportamientos que nos afectan o afectan a los demás y la importancia de ayudarnos para conseguir lo que queremos.
Puedes compartir una experiencia personal y llenar como ejemplo los datos de la ficha, utiliza frases cortas y compromisos sencillos, de manera que los pequeños puedan identificarse.
Ayúdalos a llenar sus propias fichas y pídeles que las muestren en casa. Los papás pueden participar colocando la ficha en un lugar visible y apoyándolos para que tengan siempre presente el compromiso que establecieron.      

viernes, 26 de diciembre de 2014

Planeador noviembre y diciembre

A punto de cerrar el año, y después del sabroso recalentado, te comparto las últimas fichas para el planeador. Si seguiste las entregas en los días pasados ¡felicidades y muchas gracias!, pero si no, siempre puedes consultar las entradas anteriores para completar el cuadernillo.

Planeador diciembre

Planeador noviembre

Te dejo una última sugerencia: imprimir o fotocopiar detrás de cada mes, la ficha que a continuación te propongo, así tendrás espacio suficiente para esas notas, ideas y pendientes que suelen aparecer en cualquier momento.

 ¡Feliz Año Nuevo!

martes, 23 de diciembre de 2014

Planeador septiembre octubre

Hoy la penúltima entrega para completar el planeador, correspondiente a las fichas para los meses de agosto y septiembre. ¿Todo listo para la Noche Buena?
Planeador octubre

Planeador septiembre

lunes, 22 de diciembre de 2014

Planeador julio y agosto

Probablemente estés en plena efervescencia por los preparativos para festejar la Navidad, pero si te tomaste unos minutos, te invito a compartir la quinta entrega del planeador correspondiente a las fichas de los meses julio y agosto. ¡Felices fiestas!
Planeador julio


Planeador agosto



sábado, 20 de diciembre de 2014

Planeador mayo y junio

Cumpliendo con la cuarta entrega del planeador, les dejo las fichas correspondientes a mayo y junio. espero les resulten de utilidad.
Planeador junio

Planeador mayo

viernes, 19 de diciembre de 2014

Planeador para marzo y abril

Hola! les comparto las fichas correspondientes a los planeadores mensuales de marzo y abril.
Planeador marzo

Planeador abril

jueves, 18 de diciembre de 2014

Cómo seguir aprendiendo en las vacaciones de invierno

¿Crees que en  vacaciones, los niños no pueden seguir aprendiendo?  Comprueba con estos consejos, que aprendemos más, cuando más nos divertimos.

Lo primero que pienso, al acercarse las vacaciones es ¿qué voy a hacer con mis hijos? Y es que con tanto tiempo libre, los pequeños en casa pueden convertirse en una verdadera pesadilla, bueno en una maravillosa pesadilla.

Como en mi caso, no tengo opción de inscribirlos en la natación o el karate, opté por involucrarlos en muchas de mis actividades y al hacerlo descubrí un mundo de oportunidades para seguir aprendiendo.

Como muestra, te dejo 3 actividades para hacer en vacaciones


1. Asalta el clóset (guardarropa, ático o cualquier espacio que usamos para guardar cosas):

Es común que en estas fechas, apartemos un tiempo para aventurarnos en ese universo de historias olvidadas que llamamos clóset. Ya sea para ponerlo en orden o para rescatar la ropa de invierno, nuestra visita a ese espacio está llena de oportunidades para aprender con los niños. Revisa los siguientes consejos:
  • Experimenten con la gran diversidad de colores y texturas que encontramos en la ropa, pueden organizar las prendas por color, mezclar algunas y con los ojos cerrados tocarlas para tratar de adivinar cuáles son, etcétera.
  • Separen las prendas de acuerdo con el clima, cuáles se usan para cubrirnos del frío, cuáles cuando hace calor o cuando llueve,  etcétera.
  • Vístanse diferente, permíteles usar tu viejo suéter de la universidad, o aquel sombrero que ya habías olvidado. Organicen combinaciones divertidas y extrañas, de ser posible involucra a toda la familia, puede ser una ocasión perfecta para una sesión de fotos que seguramente ocupará un lugar especial en el álbum familiar.
  • Comparte tus recuerdos. ¿Encontraste una vieja fotografía, o una flor que guardaste en medio de un libro? Muéstrala y cuéntales  tu historia, lo que significa para ti y lo importante que es  compartir nuestros sentimientos.

2. Aprovecha las golosinas:
En esta época resulta prácticamente imposible alejar a los niños de las golosinas, los bolos de las posadas, las piñatas, los abuelos y tíos consentidores, en fin;  lo mejor es no preocuparnos y aprovechar todo a nuestro favor:
  • Pídeles, o mejor aún, elabora con ellos una linda dulcera utilizando material reciclado y úsala para recopilar todas las golosinas de la temporada.
  • Juega con los niños a contar los dulces, hacer grupos de cantidades determinadas (dos en dos, tres en tres etcétera), pueden clasificarlos por colores, sabores, formas o tamaños.
  • Enséñales a compartir, si tienes más de un pequeño, ambos pueden reunir sus dulces o intercambiarlos, también pueden salir a la calle donde hay muchas personas que agradecerían una golosina.
  • Generalmente los dulces tienen sabores asociados a las frutas, jueguen a comparar sabores y adivinar a qué fruta corresponden, de ser posible ofréceles las frutas naturales y explícales porqué es mejor consumirlas.
  • Finalmente explícales el lugar que tienen las golosinas en una alimentación sana, aunque estemos de vacaciones, es importante mantener ciertos límites.

3. Lean, lean y lean más:
No está de más recordar la importancia de fomentar el hábito de la lectura, pero en esta ocasión, más allá de leer un libro te propongo algunas actividades distintas.
  • ¿Saliste a comer? Pide a los niños que lean el menú, motívalos a preguntar por los platillos, qué contienen y cómo los preparan. Si tus pequeños aún no pueden leer, pídeles que describan lo que ven, muchos menús incluyen imágenes que puedes usar para iniciar una pequeña charla.
  • En muchos lugares te piden dejar una opinión sobre el servicio, pide a los niños que sean ellos quienes llenen la nota. Un detalle que disfrutaría cualquier mesero, es un dibujo de agradecimiento que un pequeño deje en una servilleta.
  •  ¿Saliste de compras?, perfecto, juega con los niños a identificar los números, a leer los precios o a encontrar los más baratos. Los centros comerciales están llenos de oportunidades para practicar la lectura: leer o buscar letras y sílabas en los anuncios, interpretar los símbolos o señales como las que indican las salidas de emergencia, los sanitarios, lugares especiales para personas con discapacidad etcétera.
  •  ¿Te toca cocinar? Aprovecha el tiempo en para compartir con ellos, explícales lo que haces y permite que te ayuden en la medida de sus posibilidades. De acuerdo con su edad puedes pedirle las cosas usando descripciones: ¿Me pasa el recipiente redondo?, ¿puedes cortar el jamón en cuadritos?, llena con agua el vaso grande, etcétera.
  • Siempre es buen momento para mostrarles los riesgos y las precauciones que debe tener para prevenir accidentes.


Trabajar con los niños me ha enseñado que vivir es aprender, por eso resulta lógico que en todo lo que hacemos haya siempre una oportunidad para crecer. Espero que estas vacaciones aproveches todas las oportunidades que encuentres y pases una excelente Navidad en compañía de tus seres queridos.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Planeador para febrero

Planear es el primer paso para alcanzar nuestros objetivos. Aquí les dejo el planeador para el mes de febrero.
Planeador febrero

martes, 16 de diciembre de 2014

Un planeador para enero

Ésta es la primer ficha del planeador mensual  para este 2015. Te recomiendo estar al pendiente para que, antes de comenzar el año puedas recopilar, imprimir y armar tu planeador anual.


Planeador enero

lunes, 15 de diciembre de 2014

¡Convierte la carta a los reyes, en una experiencia didáctica!

Ya sea para los Reyes Magos, El niño Dios o Santa Claus, escribir “La cartita” es una gran oportunidad para aprender junto a los niños.

aprendizaje significativo
¿Recuerdas cuando escribías tu carta?, seguro puedes decirme, sin mucho esfuerzo,  cuál fue aquel juguete que siempre pedías y nunca te trajeron, o te emocionas al recordar cuando recibiste todos los juguetes de tu lista. 
Esto sucede porque para ti, esa fue una experiencia significativa.
¿Qué tal si aprovecháramos toda esa carga significativa para dar a nuestros niños algo más que buenos recuerdos? Lo que te propongo, es enriquecer la experiencia de escribir “la cartita” con acciones que de manera consiente, nos permitan aprender junto a los niños.
Si eres educadora seguro piensas ya en los aprendizajes y estrategias para trabajar, pero estoy seguro que cualquier padre de familia puede hacerlo también, siguiendo estos consejos:

  1. Favorece su expresión oral: Pide a tus hijos que expresen lo que desean recibir, que describan lo que quieren y que expliquen lo que harán con ello. Motívalos para que den más argumentos y no aceptos un “porque sí” o “no sé” como respuesta.
  2. Refuerza su autoestima: Platica con ellos sobre sus logros durante el año, hazles saber lo importante que fueron para ti y lo bueno que son para ellos, no importa que tan pequeños puedan parecer: hacer la tarea solos, amarrase las agujetas o recoger el plato de la mesa pueden parecer poca cosa, pero tienen un tremendo impacto en su vida cotidiana.
  3. Ejercita la escritura: Dependiendo de su nivel, pídeles que usen textos en su carta, recuerda que en la etapa inicial, los niños pueden no utilizar las grafías (letras) correctas, pero en su proceso, asignan sonidos o significados con los que poco a poco se acercan a la escritura convencional. Si tus niños ya pueden escribir, verifica y corrige si es necesario, sus faltas de ortografía. Motívalos a escribir con la mejor letra posible.
  4. Explota su creatividad: Recuérdales que ésta es una carta muy especial, por tanto deben hacer que lo parezca. Proporciónales materiales e ideas con las que puedan trabajar: recortes, dibujos pinturas, fotos, cualquier cosa que les permita expresarse. También puedes aportar, atrévete a hacer cosas distintas, por ejemplo pueden utilizar todo el refrigerador como si de un mural se tratara o la puerta de la recámara como si fuera la página de un enorme libro.
  5. Refuerza los lazos: Si durante el año nos dispones de mucho tiempo para pasarla con los niños, aprovecha esta oportunidad, aparta unas horas en tu agenda y dedícalas por completo a trabajar con ellos, ayúdales con sus ideas y con actividades que no puedan realizar solos como recortar, perforar etcétera.  Platica con ellos todo el tiempo, explícales lo que haces y las precauciones que deben tener. Pero ojo, resiste la tentación de hacer su trabajo o decirles que hacer, permite que sean ellos los que decidan y apóyalos, por muy simple que sea su idea, si te muestras entusiasmado, aprenderán que valoras su opinión y que ya pueden tomar algunas decisiones.

Recuerda que no se trata de la cantidad, sino de la calidad del tiempo que les dedicamos, si aprendes a identificar las actividades que son importantes para ellos, tendrás en tus manos la oportunidad de vivir con ellos nuevos y mejores aprendizajes significativos.



viernes, 12 de diciembre de 2014

¿Qué tal un cuento para leer y hablar de valores a los más pequeños?


Los cuentos son una forma sencilla y entretenida de reflexionar con los niños. Entre las actividades para imprimir, una de mis favoritas es la lectura de imágenes y textos para reflexionar sobre los valores.



Leer imágenes es una actividad que comparte muchos procesos con la lectura de textos, por ello resulta muy útil como ejercicio de preparación para la lectura convencional.
Identificar acciones y personajes, describir escenarios, realizar inferencias o establecer relaciones entre los hechos que se muestran, son sólo algunas de las habilidades que se ponen en juego cuando leemos una imagen.

En esta entrada les comparto una historia que escribí para compartir con los más pequeños y reflexionar sobre la justicia, la honestidad y el diálogo.
La intención didáctica es doble, primero realizar un ejercicio de comunicación oral en la que los niños puedan expresarse libremente e ir organizando poco a poco sus ideas; después un ejercicio de lectura, (guiada o autónoma dependiendo la madurez del niño) en la que pueda comprobar sus hipótesis, practicar su habilidad lectora, descubrir palabras nuevas etcétera.
El componente transversal lo aporta, por supuesto, la reflexión sobre las actitudes que muestran los personajes para identificar algunos valores.

Sugerencias didácticas:
Invitarlos a observar la imagen (que anexo abajo) y pedirles que la describan, puedes orientar a los niños para que construyan una historia a partir de preguntas básicas: ¿qué?, ¿quién?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿cuándo?, etcétera.
Luego del primer momento, puedes leer el texto o pedirles que lo lean para identificar las coincidencias y diferencias con la historia que construyeron, así como reflexionar sobre el comportamiento de los personajes.

Pequeños detectives, el misterio de las paletas


Un día, Tania olvidó su paleta de hielo junto a la ventana y cuando regresó, ¡no podía creerlo! En medio de algo que parecía una mancha estaba el palito solo.
Molesta, Tania llamó a David y lo acusó de comerse su paleta.
–Yo no fui –dijo David–, pero estoy casi seguro de que fue
Bigotón.
– ¿Bigotón?
–Sí, seguro se subió a la ventana persiguiendo un ratón, pero cuando vio tu paleta, se la comió para quitarse el calor.
– ¡Los gatos no comen paletas! –replicó Tania muy enojada.
–Tienes razón. Entonces… ¡fue Lola!
–A mí ni me metan –dijo Lola, quien en ese momento regresaba de la cocina–. Quizá fueron los marcianos, dicen que en Marte hace mucho calor, así que cuando vieron tu paleta con sus potentes telescopios, seguro vinieron y se la llevaron.
– ¿Y por qué dejaron el palito?
–Ah, pues porque estaba deliciosa y no se aguantaron las ganas de comérsela aquí…
El abuelo Luis que los escuchaba divertido, les dijo:
–Inteligentes explicaciones, ¿pero qué tal si antes de seguir culpando a los demás buscamos pruebas, como los detectives?
–Sí –gritaron todos, y luego preguntaron–: ¿pero cómo?
–Dejamos otra paleta y nos ocultamos, si al ladrón le gustó, seguro volverá por más.
– ¡Claro! Pero si nadie regresa, yo sabré quienes son los culpables –exclamó Tania, mirando con recelo a sus primos.
Así,  sacaron  cuatro  paletas  del  congelador,  colocaron cada una en un vaso junto a la ventana y se escondieron tras el sillón a esperar… pero no tardaron mucho en averiguar lo que había pasado, con el calor del sol, las paletas comenzaron a derretirse…
–Lo ves, Tanía –dijo el abuelo muy serio–. Nunca debes culpar a alguien sin estar segura de lo que pasó.
Tania se puso roja de la vergüenza y sus primos estaban a punto de reírse de ella, cuando el abuelo les dijo:
–Y ustedes, nunca deben decir mentiras para librarse de un problema. ¿Estamos de acuerdo?
Los niños se pusieron serios y prometieron  no  volver  a  hacerlo.  Entonces  el abuelo  llevó  los  vasos  con  agua  al congelador  y  más  tarde  todos  comían divertidos una paleta con forma de vaso.

Adrián Ortega
Quiero aprender 3. Cuaderno de trabajo. 
Ambientes de aprendizaje para el desarrollo de competencias
© 2013 Roberto Adrián Ortega Delgado
© 2013 Alfaomega Grupo Editor, S.A. de C.V.
Página web:

http://www.alfaomega.com.mx
E-mail: 
escolar@alfaomega.com.mx
ISBN de la serie: 978-607-707-623-0
ISBN del cuaderno: 978-607-707-629-2

jueves, 11 de diciembre de 2014

Un pinito de navidad

Una sencilla manualidad para entretener a los pequeños. Podemos pedir a los papás que ayuden pegando sobre una cartulina, antes de recortar, para que nuestro pino quede más firme.
También podemos pedirles que lo usen como tarjeta y escriban detrás, como puedan, un mensaje para su familia o un ser querido.

Pino navidad

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Adivina adivinador 4

Las fichas pueden parecer sencillas, pero con ellas podemos propiciar ricas experiencias didácticas.

Sugerencia didáctica:


Adivinanzas 2

Describan para reflexionar en grupo sobre las diferencias y semejanzas entre ellos, por ejemplo: aunque todos los martillos comparten las mismas características básicas (cabeza y mango) existe una gran variedad de formas y tamaños que muchas veces dependen de la función para la que fueron hechos.
a) Solicitar que los alumnos busquen y peguen, al menos tres ejemplos distintos que ilustren la respuesta, luego se pide que las
b) El ejercicio anterior puede ser un buen pretexto para hablar de las herramientas y/o diferentes oficios.
c) Utilizar los textos para que los alumnos identifiquen determinadas letras o sílabas.
d) Solicitar que los alumnos elaboren su propias fichas con adivinanzas que investiguen en casa.
e) Recortar varias fichas separando la ilustración de la adivinanza, mezclaras e invitar a los alumnos a que relacionen cada adivinanza con su respuesta.


La imaginación es el límite y cómo el blog tiene límites más pequeños, les comparto la última de esta serie de fichas.

Adivinanzas 4

martes, 9 de diciembre de 2014

Adivina adivinador 3

¡Buen día! Te comparto la segunda, de tres fichas con adivinanzas.

Adivinanzas 3


lunes, 8 de diciembre de 2014

Adivina adivinador 2

Te comparto una nueva adivinanza, es una ficha para practicar la lectura en voz alta y que puede utilizarse como tarea en casa. Podemos preparar fichas similares con adivinanzas distintas y luego formar un gran mural con el trabajo de todos los niños.
Adivinanzas 2

jueves, 4 de diciembre de 2014

Títeres para una historia de Navidad

A los niños les encanta escuchar  historias, y a mi me gusta que sean los propios personajes quienes narren a los niños sus venturas y desventuras. Hoy actualizo una de mis primeras publicaciones. ¿A poco no sientes curiosidad por saber cómo comencé?
Bueno si no es por eso, al menos pásate y descarga las dos fichas para preescolar de hoy.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Una tarjeta para navidad

¡Ya estamos en diciembre! ¿Qué tal un par de actividades con motivos navideños? Hoy les comparto la primera ficha de la semana.
Orientaciones didácticas: Entablar un diálogo sobre el amor, el respeto, la esperanza y generosidad; valores que celebramos en Navidad. Compartir algunas formas de vivir esos valores en nuestra familia. Mencionar los nombres de los integrantes de su familia. Colorear y/o decorar la tarjeta.
Tarjeta para navidad 1

Tarjeta para navidad 2

lunes, 24 de noviembre de 2014

El trabajo es empezar...


Luego de mucho posponer, por fin me atreví a retomar el compromiso de escribir, en este caso, compartiendo mi faceta como pedagogo entusiasmado por la educación.
El reto es mantener viva esta aventura, por eso, y como botellas arrojadas al mar, decidí dedicar las entradas en este espacio para compartir algunas fichas de trabajo para preescolar.
Espero te resulten útiles y sirvan de pretexto para compartir la maravillosa experiencia de aprender junto a los más pequeños.
Gracias por leerme y bienvenido(a), estás en tu casa.